JB Spy

Todo sobre Jonas Brothers y tus artistas favoritos, más webnovelas.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capítulo 4

Ir abajo 
AutorMensaje
Jodith
Admin
avatar

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 28/02/2011
Edad : 28
Localización : Jonasland

MensajeTema: Capítulo 4   Sáb Mayo 14, 2011 3:32 pm

Joe y Nick: Kev, ¿estás bien?
Kev:…Ah…sí, sí…Sólo le echaba un vistazo a la chica de Nick.
Nick: No es mi chica.
Joe: Y tú chica es amiga de Edith. Genial, vamos a hablar con ellas.
Kev: ¿Quién es Edith? ¿Cómo la conoces?
Nick: Es la chica que Joe buscaba hoy en el almuerzo, su novia.
Kev: Ah, ella.
Joe: No es mi novia, apenas la conozco. Ok, ¿van a ir saludarlas o qué?


Mientras tanto, Mariiale habla con su prima en la cocina, aprovechando su descanso.
Marie: Entonces, ¿qué harás?
Mariiale: No lo sé. Quisiera irme lejos, pero no me gusta la idea de dejar sola a mi madre con mi hermanito, es muy pequeño y no puede defenderse de la lacra de su padre.
Marie: No puedes ni debes hacerte cargo de esa situación. Tu madre ya tiene suficiente edad como para saber lo que hace.
Mariiale: Lo sé.
Marie: Ven a vivir conmigo. Conseguí un pequeño apartamento aquí cerca.
Mariiale: ¿Y cómo quieres que te ayude con las cuentas? Sin trabajo no puedo aceptar tu oferta, no me sentiría bien siendo así.
Sr. Rubens: Trabaja aquí.
Mariiale: ¿En verdad lo dice?
Sr. Rubens: Estoy necesitando una empleada, y tú pareces ser buena persona y trabajadora. Aunque no sea mucha la paga que ofrezco pero…
Mariiale (abrazando al Sr. Rubens de la emoción): ¡Gracias, realmente gracias! ¿Cuándo empiezo? ¿Ya?
Sr. Rubens: No, mañana. Marie será tu instructora. Sales del colegio y vienes para aquí.
Mariiale: ¡Gracias nuevamente! Le estaré eternamente agradecida.



Luego, los chicos por fin se dejan de bromas mutuas y se arriman a la mesa de las chicas.
Joe: ¡Hola, Edith! ¿Te acuerdas de mí?
Edith (sonrojada): Ah, claro, eres Joseph.
Joe: Sí, ese mismo. No te volví a ver en toda la mañana, ¿te escondiste?
“Eso crees tú, bonito”, piensa ella.
Edith: No me escondí, es que estuve en la sala de computadoras.
Joe (en broma): ¿Eres hacker?
Nanii (siguiendo su broma): Lo creas o no, sí lo es.
Se da cuenta de la presencia de Nick, y le sonríe.
Nanii (a él): ¡Hola! ¿Cómo estás?
Nick (tímidamente): ¡Hola! Bien, ¿y tú?
Nanii: Muy bien, ¡gracias! ¿Quieren sentarse con nosotras?
Joe: Está bien –y se sienta junto a Edith-. ¿Ya hicieron su pedido?
Kev y Nick también se sientan.
Nanii: Ah, sí lo hicimos, ¿ustedes?
Joe: Sí, pero –observando cómo su hermano mayor mira atentamente hacia la cocina-, parece que Kev se olvidó de pedir algo.
Kev: Ah…no, es que…No olvidé nada.
Joe: Ok, lo que tú digas –mira a Edith y le sonríe-. Así que eres hacker.
Edith: Eh…no es tan así. Sólo me interesa la tecnología.
Joe: ¡Que bien! Pero, ¿no eres de esas personas que chequean y controlan los mails de otros?
Edith: No, nada de eso.
Ambos se ríen. Ella muerde su labio inferior al pensar: “¡Que lindo es! Pero, no puede gustarme. Tendría que mentirle a él también, y no me sentiría nada bien, aunque por ahora deba hacerlo. No puedo dejar que me descubran”.


Mariiale y Marie salen de la cocina.
Marie: Disculpa, pero debo regresar a trabajar.
Mariiale: Ve tranquila. El Sr. Rubens me permitió quedarme aquí hasta que termines tu horario.
Marie: Ok. Que bueno que te quedes en mi casa hoy.
Mariiale: Por cierto, ¡gracias por eso! Ahora saldré así llamo a mi madre y le aviso.
Marie: Ok.
Mariiale sale del lugar, seguida por la mirada constante de Kev.
Marie va a llevar el pedido a la mesa donde se encuentran ellos.



Ya estando fuera, hablando por celular.
Mariiale: Mamá, te podrás arreglar perfectamente con el bebé por una noche.
Madre (quejándose seguramente):…
Mariiale: ¡Oh, vamos! ¿Cómo te hiciste cargo de mí? Ah, claro, estaba papá. Ahora no tienes a nadie útil a tu lado.
Y termina la llamada muy enfadada.
Kev: Me veo en la necesidad de preguntarte algo.
Ella lo mira sorprendida, y pensando: “¿Hasta fuera del colegio va a seguirme?”
Mariiale: Kevin, ¿qué haces aquí? ¿Me estás siguiendo?
Kev: No, no soy un acosador. Vine aquí con mis hermanos –señalando hacia dentro de la cafetería.
Mariiale: Ah… ¿Qué es lo que ‘necesitas’ preguntarme?
Kev: …Ah…eso…mmm… ¿tienes un hijo?
Mariiale: ¡¿Qué?! ¡No! ¡¿Cómo crees?!
Lo piensa mejor, y considera que lo mejor para que él deje de ‘molestarla’ es decirle que sí es mamá.
Mariiale: Es que…no me gusta ventilarlo por ahí. Ya sabes cómo son las personas de mal pensadas.
Kev (confundido): Entonces, ¿sí eres madre?
Mariiale: Sí.
Después de todo no está mintiéndole, porque es como si realmente fuera la madre de su hermanito ya que es ella quien lo cuida y cría.
Kev (interesado): ¿Y por qué lo dejarás al cuidado de tu madre? Eres tú quien debe hacerse cargo de él.
Mariiale: Sí, lo sé. Sólo que…le pedí que lo cuide hasta que pueda regresar.
Kev: Te oías molesta, ¿tu madre no quiso ayudarte por unas horas?
Mariiale: Algo así.
Kev: Y qué, ¿saldrás con su padre?
Mariiale: ¿Qué padre?
Kev: El de tu hijo.
Mariiale: Ah…no, no. No nos llevamos nada bien.
Kev: ¿Él no se hace cargo del bebé?
Mariiale: No, para nada.
Kev (enfurecido y protector): ¡¿Y cómo tuviste un hijo con alguien tan irresponsable?!
Mariiale: Supongo que yo también fui irresponsable, galán.
Y empieza a caminar hacia la cafetería.



Dentro, se sienta en un rincón un tanto confundida, aunque por el momento cree que hizo lo correcto al decirle esto a Kev. “Espero haber logrado mi objetivo de alejarlo de mí de una vez por todas”.
Él regresa a la mesa con sus hermanos, también muy confundido, la mira continuamente con una mirada de tristeza y enojo a la vez.
Joe se percata de que algo no anda bien para su hermano mayor.
Joe (a las chicas): Disculpen, pero debemos irnos.
Se levanta de la mesa.
Nick (desconcertado): ¡¿Qué?! ¿Por qué?
Joe: Porque sí, Nick.
Se despiden de ambas chicas, y salen del lugar.
Edith (preocupada): ¿Hice algo malo?
Nanii: No. No sé qué les pase.
Edith: Ok…creo que nosotras también deberíamos irnos ya.
Se ponen de pie, y Joe justo regresa allí.
Edith: ¿Olvidaste algo?
Joe: Sí…
Va hacia la caja, paga la cuenta de ellos y la de ellas también. Luego regresa a la mesa donde ellas están.
Joe: Disculpen que reaccioné así, pero…-mirando a Edith a los ojos- Mañana te contaré mejor.
Edith: Ah…ok…
Joe: No es que hayan hecho o dicho algo que nos molestó ni nada de eso. Es…complicado de explicar ahora.
Vuelve a despedirse de ellas y se va.


En el camino de regreso a su casa.
Joe: Kev, ¿me contarás ahora qué ocurre?
Nick (que no se había percatado de nada): ¿Cómo qué ocurre? ¿Estás bien, Kev?
Kev: No es nada chicos.
Joe: Sé que algo sucede Kev.
Kev: Hoy no quiero hablar de eso.
Joe: Ok, pero, sabes que puedes contar conmigo.
Kev: Lo sé, y te lo agradezco.


Por la noche, estando a solas en el cuarto que comparten, Kev le cuenta todo a Joe.


Al día siguiente, en el colegio.
Joe: ¿Estás seguro de lo que harás?
Kev: Sí.
Joe: ¿Sabes que es una gran responsabilidad?
Kev: Lo sé ¡confía en mi! Sé lo que quiero para mí.
Joe: Ok, pase lo que pase, yo estoy contigo.
Kev: ¡Gracias hermano!
Lo abraza, y luego va a enfrentar su destino.


CONTINUARÁ…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jbspy.foroargentina.net
 
Capítulo 4
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
JB Spy :: Mis novelas -Jodith :: I don´t wanna be just friends-
Cambiar a: